,

¿Por qué los nanoinfluencers son el futuro?

La nueva vuelta de tuerca del mundo influencer tiene su centro en la normalidad. Los nanoinfluencers se están abriendo camino en el complicado mundo de Instagram y llamando la atención de una gran cantidad de marcas en los últimos meses. Pero, ¿qué es un nanoinfluencer?

En el argot del marketing un influencer es una persona o grupo que tiene la capacidad de influir en el comportamiento u opiniones de otros, y de influir en la decisión de compra, porque su opinión es significativa en quienes influye.

De acuerdo a la clasificación de influencers, existen 5 grupos en función del número de seguidores:

Fuente imagen: fermandoubeda.com

Las personas con un reducido número de seguidores tienen la ventaja de poseer una mayor conexión con su público, a diferencia de los grandes influencers, quienes son vistos como celebridades o personas inalcanzables. ¿Y por qué razones los nanoinfluencers son tan efectivos?

  • Cercanía con la audiencia

Al tener un número menor de seguidores se produce una cercanía mayor con la comunidad. Además, es más probable que un nanoinfluencer responda a los mensajes de sus fans en contraposición a una celebridad, e incluso les conozca debido a su alto nivel de interacción.

  • Credibilidad

Los nanoinfluencers generan un mayor sentimiento de confianza sobre su comunidad ya que sus publicaciones no son vistas como el simple medio de ganar dinero, ya que la gestión de sus redes sociales es un hobby.

  • No son vistos como celebridades

Los nano influencers, aunque son populares en las redes sociales, son vistos como personas comunes porque no tienen el halo de celebridad que envuelve a los influencers consolidados. Por lo general, son vistos como expertos en diferentes campos, (ya sea moda, tecnología o viajes) a los que poder recurrir cuando se tiene una consulta relacionada con estos temas.

  • Contenido relevante y atractivo

La principal diferencia entre los nanoinfluencers y las celebridades radica en el nivel de producción de sus publicaciones. Mientras que las celebridades comparten contenido con un altísimo nivel de producción (en muchas ocasiones hay todo un equipo detrás), los nanoinfluencers ofrecen contenido atractivo, pero con un nivel muy bajo de producción. Es decir, comparten contenido atractivo pero que puede estar al alcance de sus seguidores.

  • Tienen seguidores reales

Una de las mayores dudas de las marcas respecto a los influencers en los últimos años es la veracidad de los seguidores. Cada vez son más los supuestos influencers que han sido destapados en los últimos meses y han tenido que confesar que sus seguidores no eran reales. En cambio, los seguidores de los nanoinfluencers son reales, veraces y cercanos. En muchas ocasiones, la mayor parte pueden ser personas de sus propios círculos sociales.

El mundo de las redes sociales es frenético; cuando creemos dominar una tendencia aparece otra que nos rompe los esquemas. Pero ahí es donde residen las oportunidades de las empresas: en saber aprovechar las tendencias emergentes y posicionarse como dominadoras de la nueva corriente en el mercado.