,

Cómo ganar notoriedad gracias al gabinete de comunicación y RR.PP

El pasado mes de mayo, comenzamos a trabajar desde WK Communication con la Asociación de Empresarios de Mantenimiento de Piscinas de Madrid (órgano oficial de representación ante los organismos e instituciones públicas y privadas de las empresas del sector en la Capital) en la implantación y desarrollo de un Gabinete de Comunicación.

Entre sus objetivos, se encontraban:

  • Erigirse como fuente de información continua y contrastada, dando respuesta a sus stakeholders sobre la apertura de piscinas este verano y transmitiendo -a su vez- tranquilidad de manera oficial ante la situación evocada tras la llegada de la pandemia.

 

  • Generar notoriedad y visibilidad, dándose a conocer entre consumidores, medios de comunicación y resto de empresas no asociadas como ente regulador del sector en la Comunidad de Madrid.

 

  • Conseguir conversión y posicionamiento, contrastando opiniones particulares, posibles “bulos” y noticias “fake”, gracias al trabajo realizado desde la propia AMEP con los organismos competentes, incluyendo al Colegio de Administradores de Fincas, Consejería de Sanidad, Ministerio de Sanidad, entre otros, acerca de las medidas a adoptar y resoluciones oficiales relacionadas.

 

Desde WK Communication, nos pusimos manos a la obra elaborando un plan de acción, basado en la puesta en marcha de las actividades propias del gabinete, su ejecución bajo unos parámetros de tiempo estipulados previamente y la consecución del mismo, asimismo contemplando otras activaciones de continuidad, buscando el posicionamiento deseado.

Arrancamos con la elaboración de la plantilla de las notas de prensa oficiales desde la AMEP y la búsqueda de medios target y secciones afines de medios generalistas y agencias de prensa más importantes, conformando así las bases de datos con cientos de contactos; para continuar con la elaboración de un párrafo corporativo, en el que se resumían las funciones básicas de la asociación. Del mismo modo, se definió de forma conjunta la portavocía de la institución ante los medios y los principales canales de comunicación internos entre Asociación y Gabinete de comunicación, permitiendo la rapidez en las respuestas entre gabinete y cliente.

Con todos los elementos básicos sobre la mesa y confirmados, ya estábamos en disposición de elaborar el primer comunicado, basándonos en la oficialidad que otorgaba la propia Asociación como órgano de representación del “sector piscinas”.

A ese primer comunicado, le acompañó una secretaría de recepción de correo y previsión de publicación, más numerosas gestiones cualitativas en busca de la idoneidad de la ampliación de la nota y su amplificación, mediante la propuesta de declaraciones, entrevistas y reportajes más amplios y exclusivos.

Y a ese primer lanzamiento le sucedieron, en el primer mes de colaboración, otros dos comunicados, consecutivos del primero en cuanto a contenido, y en línea con la actualización de protocolos y recomendaciones desde el Ejecutivo y la Consejería de sanidad de la CAM, pero atendiendo a las propias necesidades de comunicación de la AMEP.

El resultado, en tan solo un mes, habla por sí solo.

Un total de 65 impactos obtenidos en el primer mes de colaboración con WK Communication, entre medios digitales y audiovisuales, con un ROI de 401.977 €, lo que se traduce en una valoración informativa de 1.406.920 €; y una audiencia que ha superado los 19.510.000 usuarios.

El Mundo, El confidencial, ABC, TVE, Cadena Ser, Cadena Cope, RNE, Telemadrid o La sexta son solo algunos de los más significativos.

Pero al dato, hay que añadirle la cualidad de las noticias publicadas y el posicionamiento logrado, pues debido a la comunicación realizada, ahora la AMEP es un organismo de referencia en los medios de comunicación, que la reclaman como fuente de información primaria para las noticias referentes al sector piscinas en la Comunidad de Madrid (incluso a nivel nacional). 

 

 

,

La importancia de contar con un buen gabinete de comunicación

¿En qué punto nos encontramos?

Actualmente, vivimos una nueva era de predominio publicitario. Ya sea en medios de comunicación impresos, de gran formato, street marketing y un largo etcétera.  

Pero el último escenario vivido con la pandemia, además, nos ha puesto sobre la mesa el predominio de la publicidad digital. Y es que hoy día, contamos con miles y miles de portales de información on line, a los que hay que sumar las ediciones digitales de los medios de comunicación conocidos por todos. Las empresas lo saben y están decididas a invertir en publicidad digital. 

En este sentido, “la programática” ayuda; pero hay que sumar otros formatos, como los contenidos nativos y el branded content (contenidos referenciales redactados e integrados en el medio, realmente atractivos, y más vinculado últimamente a la visibilidad digital y en RRSS). Pero a fin de cuentas pagado. 

Existen opciones que pueden ser tanto alternativas como complementarias

Por eso, no queremos dejar de resaltar el papel del Gabinete de Comunicación. No solo es un servicio continuado de redacción de notas de prensa. No solo se encarga de organizar una rueda de prensa. Es mucho más. Y en relación (o contraposición) con la publicidad, es una fórmula a través de la cual, mediante gestiones cualitativas, se busca la promoción del producto o la marca y sin un coste añadido para el cliente. 

De hecho, en esencia el gabinete de Comunicación es el punto de unión entre medios de comunicación y entidades o marcas. Mediante sus servicios, la firma puede obtener una mayor visibilidad, puede ayudar a solventar un momento de crisis, ayudar a contactar con nuevos públicos. Pero fundamental es que, con su trabajo día a día, se logran establecer vínculos con los periodistas que se mantienen en el tiempo. Y que nada tienen que ver con la gestión publicitaria. Hablamos con ellos a diario y les hacemos entender que son nuestros grandes aliados.

Realmente, es mediante las gestiones rutinarias del Gabinete de Comunicación como se logran impactos cualitativos, noticias y publicaciones que no son vistas como publicidad sino como noticias propiamente por parte del usuario, otorgándole una mayor cualificación. 

Este realiza una lectura más cualitativa e interioriza de forma más afectiva la información.

Es ese día a día en el trabajo del Gabinete de Comunicación, esa la relación con los medios de forma constante, y -por ende- con el consumidor, como la empresa puede lograr una mayor visibilidad pero, sobre todo, NOTORIEDAD, y con un menor coste que con una campaña de publicidad. 

Además, como valor añadido, los ejecutivos del equipo del Gabinete de Comunicación actúan como observadores activos: buscan oportunidades de impacto, próximos reportajes, futuros especiales donde sus marcas o productos tengan cabida y no dudan en buscarles un hueco. Y, de nuevo, no supone un coste añadido. 

Colaboraciones relacionadas con RSC, envío de fichas de producto, desarrollo de ideas creativas de Marketing Directo, el contacto con prescriptores que ayuden en nuestra promoción … Y, de nuevo, sin un coste añadido. 

Así que recuerda, el Gabinete de Comunicación facilita el buen posicionamiento de la imagen de tu marca sin inversión publicitaria. ¿Hablamos?

,

¿Cómo implementamos el storytelling en las estrategias de marketing?

¿Qué es el storytelling?

El storytelling es la forma más primaria de transmisión de información, mucho antes de que existiese la escritura, las historias narradas eran el mecanismo de recolección de conocimiento. El storytelling es, al fin y al cabo, contar historias. En primer lugar, hay que tener claro que una historia no es la realidad, sino una realidad narrada, una realidad vicaria y supuesta que puede estar basada o no en hechos veraces. Construimos nuestros recuerdos a partir de una historia, planeamos nuestro futuro a partir de otra, fantaseamos con vidas que podríamos vivir en base a una historia, y llenamos nuestro tiempo libre de historias de otros en múltiples formatos y canales.

En marketing el storytelling es una herramienta utilizada para varios fines, entre ellos ser recordados, generar confianza, sacar de la normalidad, poner en contexto, añadir valores de marca, sorprender, conmover… En definitiva, establecer una conexión emocional mediante una narrativa. Esta se adaptará a la vía mediante la que se transmite el mensaje para lograr el mayor impacto posible.

Si hablamos de una historia y hablamos de “contar”, implica necesariamente a otro, al receptor que será partícipe de la misma en la medida en la que complete esa historia en su cabeza, y eso es lo que implica esa conexión emocional de la que estamos hablando. La influencia sobre el receptor se construye en base a tres pilares fundamentales

  1. Creación de una realidad sustituta: se acuerda una forma expresiva que refleje la realidad dentro de sus características de comunicación. Esto depende del vehículo expresivo seleccionado, ya que no será lo mismo una dramatización, que un anuncio impreso o una cuña de radio. Es el único pilar que no depende del receptor, puesto que será la marca quien elige qué medio utiliza como canal.
  2. Credibilidad: para tener credibilidad debemos hacer una exposición verosímil de los hechos en relaciones de causa y efecto. En este sentido es importante que emisor y receptor estén alineados en cuanto a lo serio o lúdico del relato, puesto que “creíble” no tiene por qué significar “realista”.
  3. Capacidad de llamar y captar la atención: la atención del espectador puede ser intelectual (la información que se da le interesa), emocional (los acontecimientos le producen una emoción) o meramente curiosa (necesita que la historia se cierre). Para mantener la atención intentaremos referirnos a algo que beneficie en algo al receptor, le conmueva o le entretenga.

¿Qué historias contamos desde el marketing?

  • Procesos de trabajo: ¿Cómo trabajamos? Le quitamos la esfera al reloj y mostramos sus engranajes, resortes y manijas para hipnotizar al receptor. Desvelando aquello que normalmente no se ve, desentramamos esos datos y satisfacemos la curiosidad del público despertando su interés y mostramos que las cosas no se hacen por arte de magia, hay personas detrás que hacen que nuestra empresa funcione, y eso nos humaniza.
  • Orígenes: Contar cómo surgió determinada idea o negocio, las aspiraciones fundacionales, nos da la oportunidad de aportar un valor a la marca que quizá estuvo ahí desde el principio, pero es en este momento cuando cobra importancia. Esta clase de historias en ocasiones se cuentan a partir de determinados hitos o circunstancias ajenas a la marca, para integrarla con lógica dentro de un contexto social.
  • Inspiración: ¿En qué basamos nuestro trabajo con la intención de que trascienda? Contamos qué nos hace movernos, cambiar, evolucionar y explorar nuevas perspectivas, de este modo el público es consciente de que no somos una marca estática y anticuada.
  • Obstáculos superados: De forma similar a las historias de origen y las historias de inspiración, contar cómo los inconvenientes no nos paran, sino que nos hacen innovar y ser más fuertes, transmite el mensaje de una marca sólida y de confianza.
  • Inquietudes del receptor: Una forma muy impactante de llamar la atención de potenciales clientes es contar la que podría ser su propia historia, un relato en el que se vean reflejados como si les estuviésemos leyendo la mente.

¿Cómo contamos historias desde el marketing?

Un mismo mensaje, una misma historia, se puede contar y transmitir de innumerables maneras en función de nuestro vehículo expresivo y el atractivo que queremos que tenga para el público. Algunos ejemplos de perspectivas del storytelling son:

  • Ficción: Pese a que hablamos de la importancia de la credibilidad para que una historia tenga sentido, esto no quiere decir que tengamos que alejarnos de los escenarios de ficción. En estos casos creamos con el receptor un consenso tácito de lo posible dentro de lo imposible, en el que lo fantasioso, absurdo, desmedido o ilógico entran dentro de un contexto de verosimilitud para dotar de interés o matices aquello que estamos contando.
  • Histórico: Si nos ceñimos por completo a esta modalidad del storytelling, entonces debemos enfocar la narrativa de forma que el contexto temporal cobre importancia, marcando el papel de la retrospectiva como fundamental. Debemos ser conscientes del conocimiento medio del público acerca de la época en la que suceden nuestros acontecimientos para poder medir cuánta información sobre ésta es necesaria para que se entienda el mensaje sin que resulte cargante.
  • Situaciones cotidianas: En el caso de anécdotas reales de consumo o de vida actual es sencillo que los espectadores se vean reflejados. Sin embargo, debido precisamente a la frecuencia con la que suceden en el día a día, es complicado que resulten de interés y llamen la atención. Es por esto que, aunque sea sencillo identificarse con ellas, cuesta trabajo que generen gran impacto emocional.
  • Basadas en los valores de marca: hablar de valores per se puede ser un discurso válido, pero no constituye una historia. Para llevar a cabo un storytelling con este enfoque debemos encontrar una línea argumental o un protagonista que encarne estos valores en relación con la marca. De este modo quedarán vinculados a la marca a través de la historia, que es la que impacta en los consumidores.

Existen muchos más tipos y estrategias para contar historias, y todos estos mecanismos pueden y deben mezclarse y entretejerse para crear estrategias tridimensionales y originales que atraigan a futuros consumidores y usuarios. Manteniendo argumentos sólidos, creíbles y llamativos, podemos crear historias que generen conexión y emociones que aseguren el éxito de nuestras campañas y su impacto a corto, medio o incluso largo plazo.

,

5 aspectos fundamentales a la hora de crear una estrategia de comunicación

Al contrario de lo que muchos creen, un plan de comunicación no se basa en la improvisación, si no que existe un enorme trabajo previo detrás. Además, cada marca presenta unas circunstancias diferentes que hacen que sea imposible calcar dos planes de comunicación, por lo que cada nueva estrategia se presenta como un reto. No obstante, existen algunos aspectos fundamentales a tener en cuenta a la hora de crear una estrategia de comunicación.

Análisis (propio y externo)

Cualquier proyecto, tanto de comunicación como de cualquier otro tipo, necesita un análisis de fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. De esta manera conocemos la marca en profundidad y al conocer dónde se encuentran las fortalezas y minimizando las debilidades convirtiéndolas en puntos fuertes, reducimos las amenazas y consolidamos un proyecto fuerte.

El análisis interno es una de las partes más importantes, sin duda, de la estrategia de comunicación, pero además debemos analizar el entorno, los competidores y las propias tendencias de ese sector. Y una vez conozcamos la marca y conozcamos lo que tiene alrededor es el momento de comenzar a definir objetivos.

Definición

La definición de objetivos es algo que seguramente hayáis oído en cuantiosas ocasiones. Pero, ¿cómo podemos definir unos objetivos que puedan cumplirse y que además sean ambiciosos? Utilizando la regla SMART: Los objetivos deben ser específicos, medibles, alcanzables, realistas y oportunos. No obstante, en función de la evolución de los resultados y de los plazos marcados, tiene que haber un margen de flexibilidad y cambio.

Es necesario también definir el público al que se va a dirigir la estrategia. Esto nos marcará el tono de la comunicación y la línea de los mensajes. Por ello es importante que quede definido en una etapa temprana del plan de comunicación el buyer persona, es decir, el comprador ideal de la marca.

Creatividad

La creatividad es el elemento más importante del plan de comunicación, conseguirá diferenciar el mensaje de la marca de su competencia. Este mensaje se corresponde no solo con los elementos escritos y audiovisuales, sino que también incluye la información implícita que se da por entendida y por ello se omite, y el valor añadido que pueda aportar la propia marca reforzando el mensaje. Es realmente importante definir un tono de comunicación a usar en el plan de comunicación y un look and feel que aporte armonía a todas las piezas de la marca que se publiquen en los diferentes canales de comunicación.

Realismo

Pese a ser algo fundamental a la hora de crear una estrategia comunicativa, el realismo es una de las bases más complicadas de asentar. Todas las acciones deben apoyarse en este aspecto para conseguir el éxito deseado. Esto no significa que no haya que ser ambiciosos, sino que destaca la importancia de trabajar estableciendo metas alcanzables. Teniendo clara la situación inicial de la marca y los recursos disponibles, conseguiremos hacerla crecer a través de la creatividad y el esfuerzo bien invertido.

Medición

Medir, analizar, aprender y corregir. El mundo de la comunicación tiene un gran componente que consiste en prueba-error. Por ello, debemos crear acciones que sean medibles y cuyos resultados nos arrojen conclusiones. Gracias a estos resultados podremos conocer cuáles son las acciones que mejor funcionan, cuáles son las que hay que corregir y dónde podemos hacer énfasis para conseguir que el mensaje cale entre el público objetivo.

Existen otros muchos aspectos que pueden tener en cuenta para definir una estrategia de comunicación efectiva, pero consideramos que la base de toda estrategia debe comenzar por los elementos que os hemos presentado en líneas anteriores. En definitiva, la comunicación no debe dejarse en manos de la improvisación, sino que es capital conseguir anticiparse y tener una estrategia definida ante cada situación.

, ,

¿Cómo implementar una estrategia de comunicación para un cliente del sector turístico?

El sector turístico es uno de los grandes motores económicos de nuestro país. Este sector mueve miles de millones de euros anualmente, emplea a un gran porcentaje de la población activa y sus acciones de comunicación inundan las redes sociales de cualquiera de nosotros. La inversión en comunicación del sector turístico copa las primeras posiciones de los rankings, especialmente en marketing digital. La inversión de turismo, alimentación y tecnología supera el 25% de la inversión total que se acomete en España en marketing digital, según la plataforma digital Sortlist.

Hace unos meses, se nos planteó un reto: crear e implementar una estrategia de comunicación en redes sociales para un cliente del sector turístico. Pero con una peculiaridad; la red de establecimientos de Hoteles Villas de Andalucía no se encuentra en lugares frecuentados por el turismo de masas.

La estrategia

A la hora de definir la estrategia de comunicación decidimos marcar una serie de pilares fundamentales sobre los que basarnos: anticipación, diferenciación, constancia, convertir las debilidades en fortalezas y comunicar a través de mensajes emocionales.

Anticipación

Generalmente, los consumidores planifican sus escapadas y vacaciones con bastante antelación, aunque siempre hay personas que se deciden a última hora. Por ello, la anticipación es fundamental a la hora de definir una estrategia de comunicación en este sector. Durante los meses previos al verano, se antoja necesario realizar acciones de comunicación, ya que es en este momento cuando los consumidores deciden dónde pasarán sus vacaciones.  Es vital adelantarse y acercarse al consumidor antes de que tome la decisión.

Diferenciación

Que las redes sociales están saturadas de imágenes de destinos vacacionales idílicos y personas que recorren el mundo es un hecho. Por ello, la diferenciación es muy importante a la hora de crear la estrategia de contenidos que se llevará a cabo. La simple publicación de fotografías bonitas funciona cada vez menos en redes sociales, y es que los usuarios reclaman algo más. El contenido debe entretener, informar y persuadir, por lo que es muy importante conseguir que los usuarios “se enganchen” e interaccionen con las publicaciones a través de dinámicas como encuestas, test, guías de viaje…

Constancia

Uno de los errores más comunes a la hora de crear e implementar una estrategia de comunicación es la falta de constancia. En muchos casos, se cree que es suficiente con comenzar a realizar acciones de comunicación unas semanas antes de las vacaciones y mantenerlas hasta el final del periodo vacacional. Pero la constancia en redes sociales es un factor clave. Durante todas las épocas del año debe haber presencia de la marca en estas plataformas, reforzándose durante los periodos previos a vacaciones y puentes.

Convertir las debilidades en fortalezas

A la hora de crear una estrategia de comunicación siempre se buscan las posibles fortalezas de la marca para hacer hincapié en ellas. En nuestro caso, observamos que podíamos darle la vuelta a las debilidades y convertirlas en fortalezas. Teníamos claro que debíamos promocionar estos destinos turísticos basándonos en diferentes factores: la tranquilidad del destino, la originalidad de viajar a lugares poco frecuentados por turistas y la experiencia de vivir el turismo en la naturaleza, promocionando estos lugares como destinos ideales para la práctica del senderismo, escapadas enológicas, gastronómicas o rutas a caballo. Por ello, nuestro target no es el consumidor de paquetes turísticos de sol y playa. El público objetivo lo forman personas que buscan experiencias turísticas relacionadas con el ecoturismo, el turismo rural y la naturaleza.

Mensajes emocionales

A la hora de decidir entre un destino vacacional u otro, pesan decenas de factores. Por ello, la generación de mensajes emocionales nos pareció la mejor decisión, ya que por esta vía es posible acercarnos y conectar con los potenciales clientes. Decidimos apelar a las ganas de vacaciones, al descanso, a las posibilidades de aventura en un entorno admirable… Y todo ello animando la interacción de los usuarios creando contenido dinámico y diferencial.

Los resultados

Desde el primer momento, la comunidad de seguidores de los perfiles en redes sociales aumentó de forma considerable. Hasta el momento, la comunidad de seguidores en Instagram ha crecido un 540%, acompañado de un crecimiento muy significativo del engagement y la interacción con el público.

Además, el tráfico a la web ha aumentado en más de un 400%, viniendo gran parte de los usuarios desde redes sociales, ya sea a través de las campañas de social ads o de las publicaciones orgánicas que venimos realizando.

En definitiva, trabajar para un cliente del sector turístico parecía emocionante desde el primer día, y podemos decir que realmente lo es. Este es uno de los sectores más agradecidos a la hora de realizar de comunicación digital. Además, es muy gratificante observar cómo se superan los resultados que se marcaron en un primer momento.

, ,

Los eventos como herramienta para construir bases de datos

El pasado 25 de octubre se celebró en el espacio Próxima Estación de Madrid un encuentro  organizado por la revista IPMark, uno de los medios más destacados dentro del sector del marketing y la publicidad.

En él se dieron cita varias agencias relacionadas con la organización de eventos, la publicidad, la comunicación y las relaciones públicas, entre otras, MKTG, MacGuffin, Staff Eventos, EDT, etc. Todas ellas representadas por responsables del área producción y eventos, la dirección de marketing, publicidad y/o comunicación o sus propios CEOS.

Coloquio IPMark

 

¡Y WK Communication también estuvo presente! Como Directora de producción y eventos de nuestra agencia, no dudé en aportar mi granito de arena al debate generado y participar en el coloquio, en esta ocasión, centrado en la importancia del evento como herramienta perfecta de captación y construcción de  bases de datos, tras la implantación del GPDR. Además, se destacó, en momentos posteriores, el valor añadido que el Big data representa para las agencias de eventos y sus clientes.

Cabe mencionar que está cita no era un evento cerrado, sino un coloquio abierto en el que los participantes mostraban su opinión y referencias en relación a su experiencia. Y el tema central, uno de los más destacados de este año: la implantación del GPDR como nueva reglamentación referida a la gestión de los datos personales, y una consecuencia del mismo para las agencias: la construcción de las bases de datos en función -y gracias- a la realización de los eventos.

Recordamos que el Reglamento General de Protección de Datos es el reglamento europeo relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos. Entró en vigor el 25 de mayo de 2016, pero fue de obligada aplicación el 25 de mayo de este año. El problema: fundamentalmente el consentimiento inequívoco y expreso para que las empresas puedan usar los datos de un ciudadano europeo. Las empresas han tenido (o debido) que informar acerca de qué datos están utilizando, cómo los están tratando, para qué y quién es la persona responsable de los mismos, con los consiguientes perjuicios (o beneficios, según se mire).

En este punto, y dentro del debate creado, todos los participantes quisimos destacar la importancia del evento como “Punto de Encuentro Ideal” y herramienta destacada, a la par que pragmática, a la hora de ayudar a generar relaciones fructuosas y a localizar a profesionales importantes para nuestras listados de contactos, tanto en relación a proveedores como de posibles clientes.

De esta manera, llegamos a la conclusión de que el evento en sí mismo se convierte en un espacio corporativo promocional, sí, pero también de interacción social, y supone un marco inigualable para generar y ampliar las relaciones profesionales y las bases de datos de las agencias, posibilitando que estos contactos sean factibles de cara a la celebración de eventos futuros. Es decir, nos ayuda a encontrar stakeholders con los que generamos engagement con nuestra propia agencia y, por extensión, con nuestros clientes.

En WK Communication somos conocedores de la importancia de “cuidar” estas relaciones. Conocemos la importancia de un trabajo organizado y sabemos que a través de la colaboración se obtienen los mejores resultados.

Por su parte, el Big data, tratado también en el coloquio, describe (de forma muy genérica) el gran volumen de datos con los que trabajamos, tanto estructurados como no estructurados, aunque sabemos que no es la cantidad de datos lo realmente importante. Lo que importa en relación al Big data es lo que las organizaciones hacen con esos datos, de tal forma que se hace imprescindible que las agencias cuenten con las herramientas necesarias para analizarlos de tal manera que faciliten el camino para alcanzar las mejores decisiones y aquellos movimientos de negocios que sean efectivamente estratégicos.

Recalcamos: No hay que olvidar que estas herramientas de análisis de datos son de vital importancia en la empresa: el análisis de los datos nos ayuda a identificar tendencias y a generar buenos resultados y el éxito para el cliente, mediante estrategias basadas en el análisis, sobre todo porque pueden desvelar los propios gustos de los usuarios/clientes/consumidores finales.

Con todo, ya comentaremos más extensamente en próximos posts (pues lo merecen) los conceptos relacionados con el Big data, como “volumen”, “velocidad” o “valor”, entre otros.

, ,

Tendencias de comunicación y marketing en 2018

Las tendencias de marketing B2B y B2C nos harán avanzar hacia nuevas direcciones. Una combinación entre avances tecnológicos y cambios en el comportamiento del comprador. Son siete las tendencias más destacadas que no puedes perder de vista este año a la hora de trazar tu estrategia, ¡hay mucho que tener en cuenta! ¿Lo revisamos?  Leer más