En este momento de mi vida me quiero presentar como Becaria Aprendiendo con Covid19 (BAC19). 🙂

La transición desde que entré en WK Communication hasta día de hoy ha sido bastante intensa. Cuando comencé con mis prácticas compartí espacio vital con mis compañeras literalmente dos semanas, nadie se esperaba que el mes de marzo iba a ser así. De hecho, durante los meses de cuarentena creo que muchas seguían pensando que me llamaba Raquel (no me llamo Raquel) pero no las culpo, ha sido un tiempo raro para todas.

Volví a ver a mis compañeras unos 3 meses después de haber comenzado a trabajar con ellas y casi tuvimos que volver a presentarnos. No tiene nada que ver verse a través de una pantalla que en persona, claro.

En el mes de febrero volvimos a la oficina y, aunque únicamente vayamos dos días de forma presencial, creo que el contacto humano y el poder ver a mis compañeras en persona ha sido algo súper positivo.

Ser preguntona y pesada por teléfono no era fácil ya que no juegas con la carta de que vean carita de pedir auxilio y de no entender nada de lo que está pasando. Sin embargo, ahora las mil preguntas se pueden hacer en persona y no vamos a negar que es bastante mejor y mucho más dinámico.

Aun así, considero que en estos meses tan difíciles y extraños, todos hemos dado el 100% de nosotras mismas y poco a poco, se empieza a oler, aunque desde lejos, una relativa normalidad de la que todavía tenemos que aprender mucho.

Bueno, digamos que mi comienzo en el mundo laboral está siendo bastante complicado, comenzar a aprender algo totalmente nuevo entre cuatro paredes no ha sido ni sigue siendo fácil, pero considero que es un reto que superar y podré decir que empecé mi vida laboral en medio de una pandemia y que sigo con algo de cordura.