Crowdfunding y mecenazgo digital ¿tienes tu estrategia preparada?

Apoyo Crowdfunding

El mecenazgo como concepto de apoyo a artistas y pensadores se remonta a la época de la Antigua Roma, y a lo largo de la historia innumerables personas con recursos han confiado en invertir su dinero en aquellos artistas o visionarios cuyas ideas merecían una oportunidad pero que carecían de los medios económicos para llevar a cabo por su cuenta.

En la actualidad el mecenazgo sigue siendo un recurso muy utilizado por quienes buscan sacar adelante sus proyectos pero no cuentan con la financiación necesaria. Los métodos evolucionan pero la esencia sigue siendo la misma. Sin embargo, uno de los principales cambios es la desaparición del gran mecenas como única figura benefactora puesto que ahora los proyectos reciben ingresos por parte de múltiples fuentes en lo que se conoce como estrategias de “crowdfunding” o micromecenazgo.

¿Cuál es la mejor plataforma de crowdfunding?

Existen multitud de plataformas y herramientas online que acercan tanto al público como a los autores la posibilidad de beneficiarse de este formato de venta o financiación. Ya sea en cantidades fijas para proyectos cerrados, aportaciones mensuales a cambio de “recompensas” o donaciones esporádicas, multitud de proyectos salen adelante gracias a ello. Os presentamos abajo más detalladamente algunas de estas plataformas de crowdfunding.

Kickstarter

Kickstarter lleva cerca de 10 años dando soporte y visibilidad a proyectos creativos y startups relacionadas, entre otras cosas, con arte, cine independiente, música, videojuegos, documentales o periodismo. Además de conseguir financiación, se crea una comunidad en torno a cada proyecto para ayudar a que siga adelante una vez se ha llegado a la meta económica. El único problema que presenta es que de momento sólo admite proyectos de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda.

Indiegogo

Es la plataforma líder en innovación tecnológica pero acepta también proyectos creativos, campañas sociales y de emprendimiento, causas propias, o innovación medioambiental. Esta plataforma de crowdfunding da la opción de crear campañas de meta fija o campañas de meta flexible, en el primer caso la meta depende de una cantidad determinada de dinero y se lleva a cabo únicamente si se alcanza. En el caso de las metas flexibles, la financiación que se haya recaudado llega a los creadores del producto para que puedan llevar a cabo al menos una parte de su proyecto.

Verkami

La plataforma española Verkami está enfocada y dirigida a artistas de todas las disciplinas, aunque también cuenta cada vez con más proyectos de índole muy variada. Tiene un porcentaje de éxito en cumplimiento de metas muy elevado y, si no se alcanza la cantidad estipulada en el periodo de tiempo que se ha dado, ni se realiza el cobro de la contribución a los mecenas ni el emprendedor recibe el dinero.

Patreon

En este caso, más que a una plataforma de crowdfunding, se asemeja más a una suscripción mensual. Tampoco suele usarse para recaudar grandes sumas para llevar a cabo proyectos concretos, sino que tiene más en común con el concepto de mecenazgo tradicional. El artista establece una serie de niveles de acceso a contenidos que se compromete a actualizar cada mes y cuyo acceso por parte de los “patreons”, es decir, los mecenas de esta plataforma, depende de su inversión mensual.

Ko-fi, “págame un café”

No, no queremos que nos pagues un café, si no que así es su eslogan. Se trata de una plataforma que permite pequeñas donaciones, anónimas o no, que no suelen superar el precio de un café. Es una herramienta de apoyo puntual al trabajo de artistas o creadores de contenido, que no necesariamente supone una retribución a quien paga, salvo que el artista establezca lo contrario.

 

Además de todas estas plataformas de crowdfunding, existen muchas más, además de otros métodos utilizados por pequeñas editoriales o discográficas para medir el interés del público en determinados proyectos y que sus lanzamientos o ediciones supongan menos riesgo y puedan incluir ampliaciones y accesorios coleccionables en función de lo recaudado, mediante sistemas de metas desbloqueables por aportación.

Sin embargo, de poco sirve comenzar un crowdfunding si no llega a tu potencial público de mecenas la posibilidad de participar en su financiación, por lo que es importante contar con un plan de difusión en las estrategias de crowdfunding.

Si quieres conseguir que tu proyecto llegue a quien le interesa y lograr los objetivos marcados, en WK Communication podemos ayudarte a coordinar y promocionarlo y conseguir el éxito de tu propuesta con las estrategias de crowdfunding ¿Quieres saber más? ¡Contacta con nosotros!