Inbound Marketing VS Outbound Marketing. ¿Qué le conviene a mi negocio para empezar?

Antes de elegir las mejores estrategias de marketing para dar a conocer nuestro producto/servicio, lo primero que tenemos que hacer es aterrizar en el punto de partida, es decir, ¿dónde se encuentra mi negocio/proyecto en este momento? Ahí es dónde entra nuestro gran aliado estratégico el “Funnel de conversión”…

Teniendo muy presente este Funnel de ventas, seremos capaces de guiar y acompañar a nuestros usuarios por el mismo, consiguiendo así nuestro objetivo: que realicen una conversión. 

Llegados a este punto, es normal que sigamos con la duda de ¿qué estrategia será mejor para mi negocio? Pues bien, la realidad es que existen diversas estrategias, herramientas y canales para llegar a impactar a los usuarios que se encuentran en cada etapa de nuestro Funnel. 

Es importante diferenciar entre dos tipos de metodologías de marketing para conseguir alcanzar, acompañar y fidelizar a nuestros clientes potenciales: 

Estrategias Inbound

Esta metodología se centra en atraer al consumidor a través de contenido y experiencias de valor en cada etapa del “Customer journey”. Engloba un tipo de estrategias no intrusivas, pues en este caso, es el cliente quien acude a la web.

Son consideradas estrategias Inbound, el contenido de valor encontrado en la web y blog , tener unas redes sociales bien estructuradas de manera que el usuario acabe interesándose por la web, el envío de newsletters como tutoriales o cualquier otro documento informativo o visual con opción de descarga y de interés para el usuario en cuestión.

Estrategias Outbound

Esta metodología es más directa en cuanto a la manera de captar consumidores, pues en este caso es la empresa la que impacta a los usuarios, ya sea a través de Banners, mailing, prensa, radio,… Es decir, a través de canales de pago.

¿Cómo usar correctamente estas metodologías en nuestra estrategia Global de Marketing?

En el caso de que quieras triunfar con tu estrategia global, será necesario que no pierdas de vista ninguna de las dos metodologías anteriormente nombradas, pues no son excluyentes y en conseguir una convivencia equilibrada entre las mismas se encuentra la clave del éxito. 

Es recomendable trabajar las estrategias de Inbound desde el principio y que sean constantes en el tiempo, ya que, nos ayudarán por una parte a construir los cimientos de nuestra marca/empresa online, al mismo tiempo que empezaremos a atraer a los primeros consumidores interesados sin necesidad de mucha inversión y a mantener ese flujo de usuarios en el tiempo. Por este motivo, no deberíamos olvidar la importancia que tiene el contenido a la hora de comunicar ni mucho menos el aporte de valor que se puede llegar a lograr a través de un blog bien posicionado en los buscadores.

Eso sí, tenemos que tener en cuenta que las estrategias de Inbound Marketing suelen dar resultados a largo plazo, por lo que, sí además de seguir con ellas, queremos o necesitamos también resultados rápidos y tenemos inversión para ello, te aconsejamos que no dudes en adentrarte en las estrategias Outbound, pues con una buena gestión de las mismas. Con un equipo experto en la creación, gestión y análisis de campañas, serás capaz de sacarle mucho provecho, alcanzando las deseadas conversiones en un tiempo récord. Una estructura estratégica bien definida te ayudará a crecer y a entender bien el comportamiento de los usuarios en torno a ella. 

Cuenta con WK Communication para alcanzar tus objetivos, queremos ser el motor que impulse tus ideas y te lleve hasta dónde quieres llegar.