Entradas

,

Campaña “DI SI AL R32” de Mitsubishi Electric

Mitsubishi Electric, lanza una exitosa campaña de comunicación y formación para dar a conocer todas las ventajas y beneficios del nuevo gas refrigerante 32R.

Con el fin de dar a conocer la nueva normativa referente al gas R32 Mitsubishi Electric lanzó una campaña nacional llamada Di Sí al R32, presentando este gas refrigerante. Incluido en la instalación de sus equipos de aire acondicionado, surge como respuesta a la necesidad de reducir las emisiones de gas y cuidar el medio ambiente.

La activación de la campaña se realizó en todos sus canales de comunicación y puso disposición de sus clientes, distribuidores, instaladores y consumidores la información más completa y detallada referente a esta legislación y a la instalación y utilización residencial y comercial de equipos de aire acondicionado con R32.

 

Dividida en dos fases, el reto de WK Communication pasaba por diseñar una campaña de comunicación y formación efectiva que diera a conocer la nueva normativa del R32 y sus ventajas.  

FASE 1: Campaña de comunicación en punto de venta y medios de comunicación

Se diseñó una campaña dirigida a punto de venta en el que se pretendían comunicar las ventajas de la utilización del nuevo gas R32 y ofrecer datos concretos sobre las facilidades de la instalación (fundamental para el periodo de transición).

Para ello, producimos PLV y Flyers específicos para distribuidores, tiendas y almacenistas que distribuyeron por toda la geografía nacional con el mensaje “Di si al R32”.

De forma paralela y para aumentar la visibilidad de la campaña, se realizaron acciones en medios de comunicación, tanto of como on aprovechando el inicio de la Feria de la Climatización y Refrigeración celebrada en IFEMA, de 26 de febrero al 1 de marzo de 2019. En total, las noticias publicadas en medios de comunicación sobre la campaña superaron los 140 impacto con una audiencia de 6.843.099 y un ROI de 103.432 euros.

FASE 2:  Refuerzo de la campaña en el punto de venta 

Para impulsar la campaña en el punto de venta se activaron “Los Desayunos del R-32”, una serie de sesiones formativas dirigidas a especialistas y profesionales del sector, instaladores y distribuidores.

Apostamos por cambiar el formato convencional de esta activación por una dinámica más creativa e interactiva con el usuario, mediante la puesta en marcha de una acción de marketing directo en el mismo punto de venta. Se instalaron carritos de desayuno con los que Mitsubishi Electric ofrecía, de forma gratuita, un desayuno completo mientras impartía sus charlas informativas. Cada localización contó con un agente comercial de Mitsubishi Electric, encargado de ofrecer formación y responder a todas las dudas y consultas de los instaladores referentes al nuevo gas.

Esta acción en punto de venta supuso un gran éxito para Mitsubishi Electric tanto por la cobertura alcanzada, llegando a un total de 57 puntos de venta en Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía, Murcia, Madrid, País Vasco y Galicia, como por su una duración (157 días) y su impacto, con más + 5000 profesionales.

 

Materiales producidos para la Campaña

  • 150.000 flyers
  • 600 displays
  • 1.500 PLV
  • 70.000 trípticos
  • Casi 6.000 regalos promocionales

 

Éxito de la campaña de comunicación

La campaña ha sido considerada todo un éxito en el ámbito nacional, superando las expectativas. La campaña estuvo presente tanto en puntos de venta como en medios de comunicación digitales y offline, en formatos publicitarios, soportes, redaccionales y branded content. Además, el conocimiento de los instaladores sobre la nueva normativa y los beneficios de R32 han aumentado exponencialmente y actualmente el R32 se encuentra totalmente afianzado en el mercado como nuevo gas refrigerante.

Cómo ganar la confianza de nuestros seguidores, CONSISTENCIA

Las personas compran relaciones no objetos. Cuando alguien toma una decisión de compra se basa en una necesidad o un deseo, pero la decisión final para escoger un producto u otro es por lo que esa marca le transmita o cuente a través de su historia. Lo que sea capaz de sentir a través de todo lo que la marca le comunica, creando una relación cliente – marca.

 Como todos sabemos las relaciones son basadas en la confianza, si nuestros clientes no confían en nosotros, no nos serán fieles y los perderemos a la primera de cambios. Es por esto que debemos trabajar día a día en construir una relación sólida con ellos.  

Debemos ser consientes que todo comunica, cualquier acción que realicemos deja una impresión sobre el público y definirá la manera en que seamos percibidos, por esto debemos ser siempre consistentes en nuestro mensaje y en las promesas que hagamos. 

Si buscamos comunicar ciertos valores y trabajamos por construir una imagen de nosotros, debemos ser coherentes con todo lo que contamos y en cómo lo contamos, es por esto que es importante tener la esencia de la marca bien definida y con unas pautas claras para que todas las personas que colaboren con el desarrollo de la marca actúen de la misma manera. 

La comunicación debe ser la misma en todas las plataformas y medios en los que participemos es por esto que la estrategia de comunicación debe estar sustentada por un branding claro y bien definido. Para que donde sea que nos encuentre el público, encuentre siempre el mismo mensaje con la misma personalidad de marca, con la misma imagen, contando la misma historia. 

Si nos damos cuenta que una persona nos cuenta una historia y luego volvemos a coincidir con ella en otro contexto y vemos que cuenta el mismo suceso de manera diferente, nos genera cierta desconfianza, sentimos que hay ausencia de información o que no es coherente con la imagen que ya teníamos previamente de ella, lo que nos genera cierto rechazo, en cambio que si una persona nos cuenta su historia una y otra vez, unas veces con más detalle y otra más resumida pero el desarrollo siempre es el mismo llega a ser tan persistente que nos sentiremos parte de ella, porque ya sabremos cómo va el relato. Esto mismo sucede con la marca, cuando ya sentimos que conocemos la marca y su historia podemos decir que tenemos un engament con ella. 

Si quieres conseguir que la gente se identifique contigo y con tu historia debes partir de ser consistente en todo lo que cuentas. 

,

¿Cómo implementamos el storytelling en las estrategias de marketing?

¿Qué es el storytelling?

El storytelling es la forma más primaria de transmisión de información, mucho antes de que existiese la escritura, las historias narradas eran el mecanismo de recolección de conocimiento. El storytelling es, al fin y al cabo, contar historias. En primer lugar, hay que tener claro que una historia no es la realidad, sino una realidad narrada, una realidad vicaria y supuesta que puede estar basada o no en hechos veraces. Construimos nuestros recuerdos a partir de una historia, planeamos nuestro futuro a partir de otra, fantaseamos con vidas que podríamos vivir en base a una historia, y llenamos nuestro tiempo libre de historias de otros en múltiples formatos y canales.

En marketing el storytelling es una herramienta utilizada para varios fines, entre ellos ser recordados, generar confianza, sacar de la normalidad, poner en contexto, añadir valores de marca, sorprender, conmover… En definitiva, establecer una conexión emocional mediante una narrativa. Esta se adaptará a la vía mediante la que se transmite el mensaje para lograr el mayor impacto posible.

Si hablamos de una historia y hablamos de “contar”, implica necesariamente a otro, al receptor que será partícipe de la misma en la medida en la que complete esa historia en su cabeza, y eso es lo que implica esa conexión emocional de la que estamos hablando. La influencia sobre el receptor se construye en base a tres pilares fundamentales

  1. Creación de una realidad sustituta: se acuerda una forma expresiva que refleje la realidad dentro de sus características de comunicación. Esto depende del vehículo expresivo seleccionado, ya que no será lo mismo una dramatización, que un anuncio impreso o una cuña de radio. Es el único pilar que no depende del receptor, puesto que será la marca quien elige qué medio utiliza como canal.
  2. Credibilidad: para tener credibilidad debemos hacer una exposición verosímil de los hechos en relaciones de causa y efecto. En este sentido es importante que emisor y receptor estén alineados en cuanto a lo serio o lúdico del relato, puesto que “creíble” no tiene por qué significar “realista”.
  3. Capacidad de llamar y captar la atención: la atención del espectador puede ser intelectual (la información que se da le interesa), emocional (los acontecimientos le producen una emoción) o meramente curiosa (necesita que la historia se cierre). Para mantener la atención intentaremos referirnos a algo que beneficie en algo al receptor, le conmueva o le entretenga.

¿Qué historias contamos desde el marketing?

  • Procesos de trabajo: ¿Cómo trabajamos? Le quitamos la esfera al reloj y mostramos sus engranajes, resortes y manijas para hipnotizar al receptor. Desvelando aquello que normalmente no se ve, desentramamos esos datos y satisfacemos la curiosidad del público despertando su interés y mostramos que las cosas no se hacen por arte de magia, hay personas detrás que hacen que nuestra empresa funcione, y eso nos humaniza.
  • Orígenes: Contar cómo surgió determinada idea o negocio, las aspiraciones fundacionales, nos da la oportunidad de aportar un valor a la marca que quizá estuvo ahí desde el principio, pero es en este momento cuando cobra importancia. Esta clase de historias en ocasiones se cuentan a partir de determinados hitos o circunstancias ajenas a la marca, para integrarla con lógica dentro de un contexto social.
  • Inspiración: ¿En qué basamos nuestro trabajo con la intención de que trascienda? Contamos qué nos hace movernos, cambiar, evolucionar y explorar nuevas perspectivas, de este modo el público es consciente de que no somos una marca estática y anticuada.
  • Obstáculos superados: De forma similar a las historias de origen y las historias de inspiración, contar cómo los inconvenientes no nos paran, sino que nos hacen innovar y ser más fuertes, transmite el mensaje de una marca sólida y de confianza.
  • Inquietudes del receptor: Una forma muy impactante de llamar la atención de potenciales clientes es contar la que podría ser su propia historia, un relato en el que se vean reflejados como si les estuviésemos leyendo la mente.

¿Cómo contamos historias desde el marketing?

Un mismo mensaje, una misma historia, se puede contar y transmitir de innumerables maneras en función de nuestro vehículo expresivo y el atractivo que queremos que tenga para el público. Algunos ejemplos de perspectivas del storytelling son:

  • Ficción: Pese a que hablamos de la importancia de la credibilidad para que una historia tenga sentido, esto no quiere decir que tengamos que alejarnos de los escenarios de ficción. En estos casos creamos con el receptor un consenso tácito de lo posible dentro de lo imposible, en el que lo fantasioso, absurdo, desmedido o ilógico entran dentro de un contexto de verosimilitud para dotar de interés o matices aquello que estamos contando.
  • Histórico: Si nos ceñimos por completo a esta modalidad del storytelling, entonces debemos enfocar la narrativa de forma que el contexto temporal cobre importancia, marcando el papel de la retrospectiva como fundamental. Debemos ser conscientes del conocimiento medio del público acerca de la época en la que suceden nuestros acontecimientos para poder medir cuánta información sobre ésta es necesaria para que se entienda el mensaje sin que resulte cargante.
  • Situaciones cotidianas: En el caso de anécdotas reales de consumo o de vida actual es sencillo que los espectadores se vean reflejados. Sin embargo, debido precisamente a la frecuencia con la que suceden en el día a día, es complicado que resulten de interés y llamen la atención. Es por esto que, aunque sea sencillo identificarse con ellas, cuesta trabajo que generen gran impacto emocional.
  • Basadas en los valores de marca: hablar de valores per se puede ser un discurso válido, pero no constituye una historia. Para llevar a cabo un storytelling con este enfoque debemos encontrar una línea argumental o un protagonista que encarne estos valores en relación con la marca. De este modo quedarán vinculados a la marca a través de la historia, que es la que impacta en los consumidores.

Existen muchos más tipos y estrategias para contar historias, y todos estos mecanismos pueden y deben mezclarse y entretejerse para crear estrategias tridimensionales y originales que atraigan a futuros consumidores y usuarios. Manteniendo argumentos sólidos, creíbles y llamativos, podemos crear historias que generen conexión y emociones que aseguren el éxito de nuestras campañas y su impacto a corto, medio o incluso largo plazo.