Entradas

Cómo ganar la confianza de nuestros seguidores, CONSISTENCIA

Las personas compran relaciones no objetos. Cuando alguien toma una decisión de compra se basa en una necesidad o un deseo, pero la decisión final para escoger un producto u otro es por lo que esa marca le transmita o cuente a través de su historia. Lo que sea capaz de sentir a través de todo lo que la marca le comunica, creando una relación cliente – marca.

 Como todos sabemos las relaciones son basadas en la confianza, si nuestros clientes no confían en nosotros, no nos serán fieles y los perderemos a la primera de cambios. Es por esto que debemos trabajar día a día en construir una relación sólida con ellos.  

Debemos ser consientes que todo comunica, cualquier acción que realicemos deja una impresión sobre el público y definirá la manera en que seamos percibidos, por esto debemos ser siempre consistentes en nuestro mensaje y en las promesas que hagamos. 

Si buscamos comunicar ciertos valores y trabajamos por construir una imagen de nosotros, debemos ser coherentes con todo lo que contamos y en cómo lo contamos, es por esto que es importante tener la esencia de la marca bien definida y con unas pautas claras para que todas las personas que colaboren con el desarrollo de la marca actúen de la misma manera. 

La comunicación debe ser la misma en todas las plataformas y medios en los que participemos es por esto que la estrategia de comunicación debe estar sustentada por un branding claro y bien definido. Para que donde sea que nos encuentre el público, encuentre siempre el mismo mensaje con la misma personalidad de marca, con la misma imagen, contando la misma historia. 

Si nos damos cuenta que una persona nos cuenta una historia y luego volvemos a coincidir con ella en otro contexto y vemos que cuenta el mismo suceso de manera diferente, nos genera cierta desconfianza, sentimos que hay ausencia de información o que no es coherente con la imagen que ya teníamos previamente de ella, lo que nos genera cierto rechazo, en cambio que si una persona nos cuenta su historia una y otra vez, unas veces con más detalle y otra más resumida pero el desarrollo siempre es el mismo llega a ser tan persistente que nos sentiremos parte de ella, porque ya sabremos cómo va el relato. Esto mismo sucede con la marca, cuando ya sentimos que conocemos la marca y su historia podemos decir que tenemos un engament con ella. 

Si quieres conseguir que la gente se identifique contigo y con tu historia debes partir de ser consistente en todo lo que cuentas. 

Vuelta a la oficina: Medidas de protección e higiene

Algo está cambiando a nuestro alrededor… Poco a poco vemos como las persianas se levantan, las puertas se abren y las escaleras mecánicas se ponen en marcha. La tan ansiada normalidad se va abriendo paso poco a poco en nuestras vidas.

La vuelta a nuestras rutinas de trabajo es uno de los principales indicadores de esa nueva normalidad y la apertura, de nuevo, de las oficinas es una realidad a la que debemos enfrentarnos con muchas ganas, pero también con gran precaución. Por ello, no debemos olvidar el desarrollo e implementación de unas pautas básicas y fundamentales de seguridad e higiene que ayuden a proteger a nuestros trabajadores y clientes.  

A continuación, queremos compartir con vosotros algunos Tips a tener en cuenta para que la vuelta a la rutina de trabajo en espacios comunes sea lo más segura posible:

En el centro de trabajo

Las entradas y salidas deben planificarse para que los trabajadores puedan mantener la distancia interpersonal recomendada de 2 metros de distancia aproximadamente.

Hay que asegurar la distancia interpersonal en las zonas comunes, evitando aglomeraciones. 

Cuando el espacio de trabajo no permita mantener la distancia interpersonal, los horarios de trabajo se pueden escalonar en la medida de lo posible. Asimismo, se recomienda facilitar el teletrabajo y las reuniones por videoconferencia.

Se aconseja mantener la ventilación periódica en las instalaciones al menos de forma diaria y por espacio de cinco minutos.

Para ayudar a la buena renovación del aire y hacerlo de manera habitual, es recomendable reforzar la limpieza de los filtros de aire y aumentar el nivel de ventilación de los sistemas de climatización.

Es conveniente reforzar las tareas de limpieza en todas las estancias, con especial incidencia en superficies, especialmente aquellas que se tocan con más frecuencia.

Medidas organizativas

Los trabajadores deberán tener a su disposición productos de higiene necesarios, tales como jabón, solución hidroalcohólica y pañuelos desechables para poder seguir las recomendaciones de higiene marcadas desde Sanidad.  

Y, eso sí, a diario se deben acometer tareas de higienización y desinfección de la oficina y mobiliario. 

Recomendaciones para los trabajadores

La guía recomienda a los trabajadores mantener la distancia interpersonal de 2 metros, evitando, por tanto, saludos cercanos y, en la medida de lo posible, el uso compartido de equipos de ofimática. En caso de que sea imprescindible compartirlos, se deben aumentar las medidas de precaución, desinfectando los equipos antes de que cada usuario los vuelva a utilizar. 

De la misma forma, hay que evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, y prevenir con el lavado frecuente de manos con agua y jabón, al menos, durante 40 segundos, o con una solución hidroalcohólica. Punto vital dentro de las recomendaciones sanitarias. 

En caso de toser o estornudar, se recuerda la recomendación de cubrir la nariz y la boca con la parte interna del codo o un pañuelo desechable, tirándolo a continuación a un cubo de basura que cuente con cierre.

Respecto al uso de mascarillas en los centros de trabajo, los documentos y recomendaciones sanitarias señalan que no es obligatorio usar mascarilla durante la jornada laboral (si el tipo de trabajo no lo requiere y si se mantiene la distancia interpersonal). Aunque las últimas declaraciones realizadas desde los organismos sanitarios parecen dar un giro e incidir en el uso de las mascarillas (a excepción de aquellas personas que por prescripción médica no las puedas utilizar).Y lo más importante, algo que todos debemos hacer: apelar a nuestra responsabilidad individual en aras de la salud de todos. Y es que ya lo decíamos hace semanas… ¡Juntos lo vamos a conseguir!

,

¿Cómo implementamos el storytelling en las estrategias de marketing?

¿Qué es el storytelling?

El storytelling es la forma más primaria de transmisión de información, mucho antes de que existiese la escritura, las historias narradas eran el mecanismo de recolección de conocimiento. El storytelling es, al fin y al cabo, contar historias. En primer lugar, hay que tener claro que una historia no es la realidad, sino una realidad narrada, una realidad vicaria y supuesta que puede estar basada o no en hechos veraces. Construimos nuestros recuerdos a partir de una historia, planeamos nuestro futuro a partir de otra, fantaseamos con vidas que podríamos vivir en base a una historia, y llenamos nuestro tiempo libre de historias de otros en múltiples formatos y canales.

En marketing el storytelling es una herramienta utilizada para varios fines, entre ellos ser recordados, generar confianza, sacar de la normalidad, poner en contexto, añadir valores de marca, sorprender, conmover… En definitiva, establecer una conexión emocional mediante una narrativa. Esta se adaptará a la vía mediante la que se transmite el mensaje para lograr el mayor impacto posible.

Si hablamos de una historia y hablamos de “contar”, implica necesariamente a otro, al receptor que será partícipe de la misma en la medida en la que complete esa historia en su cabeza, y eso es lo que implica esa conexión emocional de la que estamos hablando. La influencia sobre el receptor se construye en base a tres pilares fundamentales

  1. Creación de una realidad sustituta: se acuerda una forma expresiva que refleje la realidad dentro de sus características de comunicación. Esto depende del vehículo expresivo seleccionado, ya que no será lo mismo una dramatización, que un anuncio impreso o una cuña de radio. Es el único pilar que no depende del receptor, puesto que será la marca quien elige qué medio utiliza como canal.
  2. Credibilidad: para tener credibilidad debemos hacer una exposición verosímil de los hechos en relaciones de causa y efecto. En este sentido es importante que emisor y receptor estén alineados en cuanto a lo serio o lúdico del relato, puesto que “creíble” no tiene por qué significar “realista”.
  3. Capacidad de llamar y captar la atención: la atención del espectador puede ser intelectual (la información que se da le interesa), emocional (los acontecimientos le producen una emoción) o meramente curiosa (necesita que la historia se cierre). Para mantener la atención intentaremos referirnos a algo que beneficie en algo al receptor, le conmueva o le entretenga.

¿Qué historias contamos desde el marketing?

  • Procesos de trabajo: ¿Cómo trabajamos? Le quitamos la esfera al reloj y mostramos sus engranajes, resortes y manijas para hipnotizar al receptor. Desvelando aquello que normalmente no se ve, desentramamos esos datos y satisfacemos la curiosidad del público despertando su interés y mostramos que las cosas no se hacen por arte de magia, hay personas detrás que hacen que nuestra empresa funcione, y eso nos humaniza.
  • Orígenes: Contar cómo surgió determinada idea o negocio, las aspiraciones fundacionales, nos da la oportunidad de aportar un valor a la marca que quizá estuvo ahí desde el principio, pero es en este momento cuando cobra importancia. Esta clase de historias en ocasiones se cuentan a partir de determinados hitos o circunstancias ajenas a la marca, para integrarla con lógica dentro de un contexto social.
  • Inspiración: ¿En qué basamos nuestro trabajo con la intención de que trascienda? Contamos qué nos hace movernos, cambiar, evolucionar y explorar nuevas perspectivas, de este modo el público es consciente de que no somos una marca estática y anticuada.
  • Obstáculos superados: De forma similar a las historias de origen y las historias de inspiración, contar cómo los inconvenientes no nos paran, sino que nos hacen innovar y ser más fuertes, transmite el mensaje de una marca sólida y de confianza.
  • Inquietudes del receptor: Una forma muy impactante de llamar la atención de potenciales clientes es contar la que podría ser su propia historia, un relato en el que se vean reflejados como si les estuviésemos leyendo la mente.

¿Cómo contamos historias desde el marketing?

Un mismo mensaje, una misma historia, se puede contar y transmitir de innumerables maneras en función de nuestro vehículo expresivo y el atractivo que queremos que tenga para el público. Algunos ejemplos de perspectivas del storytelling son:

  • Ficción: Pese a que hablamos de la importancia de la credibilidad para que una historia tenga sentido, esto no quiere decir que tengamos que alejarnos de los escenarios de ficción. En estos casos creamos con el receptor un consenso tácito de lo posible dentro de lo imposible, en el que lo fantasioso, absurdo, desmedido o ilógico entran dentro de un contexto de verosimilitud para dotar de interés o matices aquello que estamos contando.
  • Histórico: Si nos ceñimos por completo a esta modalidad del storytelling, entonces debemos enfocar la narrativa de forma que el contexto temporal cobre importancia, marcando el papel de la retrospectiva como fundamental. Debemos ser conscientes del conocimiento medio del público acerca de la época en la que suceden nuestros acontecimientos para poder medir cuánta información sobre ésta es necesaria para que se entienda el mensaje sin que resulte cargante.
  • Situaciones cotidianas: En el caso de anécdotas reales de consumo o de vida actual es sencillo que los espectadores se vean reflejados. Sin embargo, debido precisamente a la frecuencia con la que suceden en el día a día, es complicado que resulten de interés y llamen la atención. Es por esto que, aunque sea sencillo identificarse con ellas, cuesta trabajo que generen gran impacto emocional.
  • Basadas en los valores de marca: hablar de valores per se puede ser un discurso válido, pero no constituye una historia. Para llevar a cabo un storytelling con este enfoque debemos encontrar una línea argumental o un protagonista que encarne estos valores en relación con la marca. De este modo quedarán vinculados a la marca a través de la historia, que es la que impacta en los consumidores.

Existen muchos más tipos y estrategias para contar historias, y todos estos mecanismos pueden y deben mezclarse y entretejerse para crear estrategias tridimensionales y originales que atraigan a futuros consumidores y usuarios. Manteniendo argumentos sólidos, creíbles y llamativos, podemos crear historias que generen conexión y emociones que aseguren el éxito de nuestras campañas y su impacto a corto, medio o incluso largo plazo.

Los eventos digitales, reinventarse o morir

El pasado lunes 25 de mayo, WK Communication tuvo la oportunidad de asistir al coloquio en formato webinar centrado en Eventos, organizado por IPMark . Durante la cita, se realizó un repaso por parte de los intervinientes (protagonistas y participantes) de las diferentes vertientes que hoy en día se están debatiendo, y planteado, por parte de empresas y anunciantes en relación a los eventos.

Y hay tres cosas que quedaron más que patentes (preguntes a quién preguntes):  
  • La importancia del evento dentro de la estrategia de marketing y comunicación de una entidad.
  • La predominancia del evento digital en los tiempos del COVID (por necesidad) y en momentos posteriores (por la experiencia). Es decir, la vertiente digital de los eventos ya existía, pero podemos decir, de forma definitiva y sin temor a equivocarnos, que el evento digital ha llegado para quedarse.
  • Y, en línea con lo anterior, la necesidad de reinventarse.

Las agencias, en este sentido, ya contaban con servicios de producción y desarrollo de eventos dirigidos a ofrecer un momento experiencial y con valores añadidos, como la realidad aumentada, por ejemplo. Pero ahora, si algo nos ha enseñado esta crisis, es que debemos EMPATIZAR, SER MUY REACTIVOS Y PROACTIVOS.

Lo que buscamos, en realidad, es que los clientes sean capaces de decir “wau” cuando lean nuestra propuesta entre las decenas de opciones que reciben.

Para ello, es necesario pensar en las necesidades concretas de cada marca y de cada público, y adaptarnos al momento socioeconómico en el que vivimos; porque lo importante, al fin y al cabo, es la generación de leads. Ya sea presencialmente o mediante evento digital (en el que la experiencia presencial se ha sustituido por una mezcla de Tecnología y Digitalización, por un lado, e interacción virtual, por otro).

Y para conseguirlo solo debemos ahondar en algo en lo que ya estábamos trabajando desde nuestro nacimiento en WK Communication y que valoramos especialmente: se trata de poner el foco -como pasa casi siempre- en la gestión del talento.

Las necesidades cambian al ritmo en el que cambia la sociedad y, en estos momentos, apenas existe intervalo entre lo estratégico y lo pragmático. Por eso, es hora de adaptarse día a día, y de tomar decisiones rápidas, aportando soluciones.

Las ideas nuevas, la creatividad, la empatía, el optimismo, las buenas prácticas, ver qué podemos hacer para llegar “al más y mejor”, estar un paso por delante… eso es lo que nos aportará valor estratégico y diferencial.

En esta línea, no cabe duda de que las agencias están siendo parte del rol estratégico de las empresas en estos momentos, y se han convertido en un partner imprescindible, más que en un proveedor, gracias al envío de propuestas, nuevas creatividades, recomendaciones y pautas a seguir de cara al mantenimiento del contacto con el usuario.  Analizamos más que nunca qué se dice, cómo se dice, a quién se dice y cuándo se dice… y orientamos a nuestros clientes con datos de seguimiento reales y actualizados.

Por lo tanto, el talento vuelve a erigirse como la herramienta más eficaz para esa reinvención del evento digital, que (parece) se hará imprescindible de nuevo en pocos meses.

Con todo, tenemos que decir que ninguno de los participantes al coloquio ha perdido la esperanza en que los eventos presenciales volverán y lo harán con más fuerza que nunca. Y es que no hay nada como vernos presencialmente para captar sensaciones y emociones, fundamentales e imprescindibles para poder valorar en qué podemos mejorar.