,

Tips para conseguir tu URL amigable en el posicionamiento SEO

Querer aparecer en los primeros resultados de Google está de moda. Posicionarnos por un término en concreto, añadiendo esa palabra clave o keyword varias veces en tu artículo del blog o landing, o en los headings es algo esencial si queremos empezar una estrategia SEO básica. Pero no debemos olvidarnos de la importancia que tiene construir una URL amigable para ganar posicionamiento en los motores de búsqueda.

¿Qué te encontrarás en este artículo?:

Antes de entrar en detalle con las claves para crear una URL amigable, empezaremos por lo básico.

¿Qué es una URL?

Las siglas URL corresponden a los términos “Uniform Resource Locator”, que traducido al español quiere decir “Localizador Uniforme de Recursos”.

Aplicado a la vida cotidiana, una URL sería como la dirección de tu casa: Ambas son una dirección única que lleva a un sitio en concreto (tu página web o tu casa), y ambas tienen una arquitectura similar, es decir, tu casa tiene una calle, un número de edificio, un piso, etc… Pues con la URL ocurre lo mismo.

Si quieres que te encuentren fácilmente, deberás tener una URL bien formada, ¿no crees?

Así es la estructura de una URL amigable

El primer paso para construir una URL amigable es conocer su estructura. Para entenderlo mejor, los explicamos con un ejemplo:

ejemplo de una URL amigable en SEO

1. Protocolo

El primero en aparecer es el protocolo. Dentro de este, podemos diferenciar el protocolo básico (http) y el protocolo de seguridad (https). 

Si en tu página web vas a incluir pasarelas de pago o formularios con datos personales de los usuarios, deberás contar con un certificado de seguridad para proteger esos datos. 

Si por el contrario, utilizas tu web como un lugar informativo (tipo blog, landings de producto…) no es necesario contar con este protocolo de seguridad, aunque desde hace tiempo, Google está apostando por aquellas páginas con certificado de seguridad, así que yo que tú me lo plantearía.

2. Subdominio

Al protocolo le sigue el subdominio, las famosas world wide web o www. Es una extensión del dominio que te permite organizar tu página web. No es necesario usar siempre el subdominio “www”, si no que puedes utilizar otros, tales como “tienda”, “foro”… o ninguno.

3. Dominio

Llegamos al nivel principal de la web. Hablaremos más adelante sobre este punto cuando empecemos a explicar las claves para construir tu URL amigable.

4. TDL

Top Level Domain (TDL) es la extensión que acompaña al dominio. Sirve para clasificar la página web dependiendo del país (.es, .uk, .fr…), la categoría (.com, .info, .org…) o las multiorganizaciones (.gov, .jobs, .edu…). ¿Podemos elegir la extensión que queramos? Pues va a ser que no. 

Piensa bien qué tipo de página web tienes y dónde quieres estar presente, ya que, si tu página está en español, pero escoges el TDL .fr, no tendrá mucho éxito (ni mucho sentido).

5. Subcarpetas

Este apartado es clave para clasificar el contenido de tu web y mantener una arquitectura jerarquizada. De esta forma, al mantener organizado tu website, estarás dándole indicaciones al robot de Google sobre cuales son las páginas más importantes y cuáles menos. 

Así que, organizar en subcarpetas te otorgará un punto positivo para el posicionamiento en los motores de búsqueda.

6. Páginas de destino

En último lugar, se encuentra el destino final donde encontraremos el contenido. Pongamos un ejemplo:

WK Communication es una agencia de comunicación que presta diferentes servicios a las marcas: Gabinete de comunicación y RRPP, organización de eventos, audiovisual, diseño, creatividad y producción, estrategia y consultoría o marketing digital.

Para llevar a nuestros usuarios a la página del servicio de digital, creamos una URL con la subcarpeta “/servicios” y una página de destino con el slug “/digital”:

https://wkcommunication.com/servicios/digital/

Cómo optimizar tu URL amigable para ganar posicionamiento orgánico

Una vez explicada la estructura se una URL, continuamos con las claves para conseguir un buen posicionamiento SEO a través de una URL amigable

Utilizar la palabra clave o keyword que quieres posicionar

Siempre que puedas, será beneficioso añadir la palabra clave a la URL. ¿Por qué?

  • Muchas páginas o blogs pueden compartir tu página y directamente copian y pegan directamente la URL, sin añadir un anchor text especificando de qué página se trata, por lo que en el texto del enlace aparecerá visible la URL al completo. Si añades la keyword, por lo menos los usuarios se harán una idea del contenido de tu página.
  • Si alguien quiere buscar en Google tu keyword, esta se resaltará al aparecer en los resultados de búsqueda

Pero, ¡ojo! Tampoco te vuelvas loco añadiendo demasiadas keywords a tu URL… Si abusas, Google te podría tomar como spam y te penalizaría. Y es algo que no queremos que suceda.

Sintetiza tu URL

Si una URL es corta, el usuario podría identificar rápidamente y sin confusiones el contenido de tu página web. 

Una URL que no dé a entender de qué va podría aumentar el porcentaje de rebote, ya que los usuarios podrían entrar a tu página pensando que trata de un tema y se encuentran con algo que no buscaban, por lo que sus reacciones serán probablemente cerrar la página nada más abrirla.

Es importante que tu dominio sea corto y claro, ya que a la hora de añadir subcarpetas, por muy sintetizadas que estén, si tu dominio es largo siempre vas a tener una URL larga.

Separa palabras con guiones

Evita utilizar todo tipo de artículos, preposiciones y otros elementos que puedas omitir sin cambiar el significado. Sustitúyelos por guiones (pero no utilices el guión bajo).

Evita parámetros y caracteres extraños

A veces es necesario el uso de los mismos, sobre todo en un e-commerce para filtrar y ordenar. El problema es que contra más parámetros utilices, más larga será la URL, y probablemente pierdas posicionamiento.

Además, los parámetros no suelen cambiar el contenido de la página y podrías tener diferentes URLs para la misma página, llegando a confundir a Google a la hora de mostrar tu página en los resultados de búsqueda.

Evita asimismo los caracteres extraños como la letra ñ, los espacios y signos de acentuación, entre otros.

No abuses de las carpetas

El uso abusivo de carpetas y subcarpetas provocaría una carga de la página mucho más laboriosa y, por lo tanto, lenta. Y que una página tarde mucho en cargar obviamente no es bueno para tu posicionamiento. También hemos comentado antes que no es bueno que una URL sea larga, y si creas muchas subcarpetas… va a ser larga sí o sí, así que intenta organizar tu web solo con las carpetas y subcarpetas que sean necesarias.

En conclusión, contar con una URL amigable en SEO es muy importante para poder posicionarse entre los primeros resultados. Intenta que tu URL sea corta y clara, que describa aquello que quieres mostrar sin dar lugar a confusiones para evitar el efecto rebote. Si sigues estos tips, seguro que pronto observarás buenos resultados.

Pero recuerda que esto no es todo, ganar visibilidad orgánica entre tantas páginas web es una tarea que requiere de mucha dedicación, constancia y, sobre todo, paciencia. Si quieres posicionar tu página web, pero no tienes claro cómo hacerlo, en WK Communication empujamos a las marcas a ganar la notoriedad que necesitas, adaptándonos a tus necesidades. ¿Hablamos?